Alguna vez, algún di­a Alhami estará contigo en ...

Mi Música Playlist

Seguidores

Nada es... para siempre

Todo pasa, todo fluye, todo muta, nada es permanente, nada pervive... todo cambia

miércoles, 13 de enero de 2010

Tren al infinito

.


.
entrar es fácil... salir es difícil



Son cinco pa las doce la noche va terminar y va a comenzar la madrugada...
(a esta hora el tiempo transcurre más lentamente)

Sobre todo si sientes como que te tortura la lenta difuminación de los minutos. Son las doce en punto y al propio peso de la media noche, comienzo a escribir para ella, es decir para vos, que sos la única ke sabe para quien escribo esta vez, sin embargo sin saber a ciencia cierta lo que te quiero decir.

Ya que de tanto pensarte y penarte escribo cartas en mi mente sin poderlas transcribir.

Pero ahora es ineludible que escriba lo ke escribo. así pues, me senté a escribir. escribo pensándote, escribo sintiéndote muy cerca mi querida amada que nunca veré.

escribiéndote me desdoblo y transporto al lugar en donde siempre quisiste tenerme. el lugar está en silencio, entro sigilosamente, paso por la sala reconociendo cosas y objetos ke muchas veces he mirado, veo el sofá, los cuadros, el librero, la alfombra, todo rodeado del color mostaza... voy casi directo a tu pieza. No estás. era de esperarse, tu vida social es muy activa.


Me siento a la par de tu cama esperando a que llegues, y de paso a imaginarte ahí, ya recostada sobre las almohadas... y aunque no estás, todo ahí me es familiar, si todo, casi te siento y te huelo en la ropa de cama, me llegan ecos de ruidos nocturnos, al instante siento un estremecimiento, se ke donde estás piensas en mí, te siento aun a lo lejos, sin verte, sin saber donde estas, ni con kien. pero este sentir me trasmite algo muy íntimo tuyo, estoy sintiéndote con mi alma, con mi mente y con mi cuerpo.

Mis dedos pulsan las teclas con ansiedad, queriendo crear un ritmo mágico, un conjuro ke te haga materializarte, ahí donde las luces de la alcoba se entremezclan con mis suspiros y la sombra del silencio…

silenciando mi pesadumbre recreo a mi amada. Justo son las doce y cinco de la madrugada...

te extraño y así extrañándote te acompaño, siento tus pasos venir a mí, viéndote sin verte, oigo tu voz susurrándome cosas detrás de mi oído, apareces me miras con deleite, te miro arrobado, veo tus ojos brillando en una profundidad estremecedora, veo tus labios húmedos muy cerca de los míos, callas, entrecierro mis ojos, ya que de tan cercana siento ke tu aliento me roza, no oso abrir mis ojos, porke sin mirarte, ya tu boca la siento en dónde tu esperarías ke estuviera la mía...

el tiempo se detiene, dejo de teclear, el silencio se evapora, el momento es sublime… tus besos me dicen cosas inimaginadas… soy tu lokura y vos me enloqueces… ¿la hora? en este instante no se ke hora es...



y no digo más de lo ke tendría ke decir, para ke el borbollón de sentimientos aflore, porque las palabras a veces no saben lo ke pasa dentro... o se asustan y huyen, así que todo te lo digo con besos y caricias, las palabras sólo las tengo para contarte los sueños que me gusta compartirte, o para revelarte mis secretos antes que la aurora despunte y la alondra anuncie el crepúsculo.

Si, es cierto,te adoro por quererte, te amo tanto, que me da miedo que el amor venga un día y me diga que no, que no es verdad que te quiero, como te kiero

Continuo escribiendo y sigo soñando con mis ensueños
mientras que con callada voz ke solo escucho en mi mente te llamo y te invoco desesperadamente.

Alucino… ahora te veo tendida en el sofá, como una vez te vi, sensual, ataviada con tu negligé, observo tus delicados pies, los toco, les doy un suave masaje... me sonríes, veo en tus ojos ke pides máss, me inclino a tus pies y los cubro de besos y te empiezo a lamer desde el empeine hasta el tobillo, te acaricio con mis manos tibias, te vuelvo a lamer y subo lentamente por tus pantorrillas en dirección al lugar en donde tú esperarías que llegue con mi lengua… al poco tiempo estoy ahí, y me interno donde nada más vos sabés que me atrevería a ir...

Gimes, suspiras, en un breve latir te expandes como un “big bang” dando lugar a múltiples universos, incluyendo el tuyo donde siempre has soñado encontrarme
Te incorporas, me tomas de la mano y me llevas al lugar donde solías pasar horas entretenidas conmigo.

No sé ke hora es, ya perdí la noción del tiempo, pero tu sonrisa y tu mirada me indican ke es hora de entregarme en tus brazos. Sos muy real, te siento feliz como otrora… ya la hora no importa ni si te demoras... el corazón me palpita encabritado, cada pulso me dice ke te amo y me impulsa a ke te ame, a ke te desee en mí, a sentirme tuyo... sin pensar en nada más…

Te miro a los ojos, estamos cara a cara, mi boca se entreabre mientras cierro mis ojos y trato de figurarme, lo que tú bien quieres ke me figure...



Nuestras bocas se funden y en los entreámbulos amenizados por gemidos te voy musitando mis penas de amor, de amor por vos, que sólo la cama advierte... Y mientras me deslizo lentamente debajo de tu cuerpo, dejo ke me cabalgues, ke se hunda todo lo mío en vos… y alentado por dulce voz trato de llegar a donde tu esperas que llegue…



Me siento en un trance oceánico contigo, flotando en un mismo mar de pasión y placer… y así es como debe ser, así es como quisieras ke fuera...



de pronto la realidad cobra vida… el ensueño se desvanece y vuelvo de nuevo a esa pesadilla de tu ausencia, sigo escribiendo y me digo:
- Son las doce y cinco el tiempo no se ha movido ni una fracción de mili segundo- -… de súbito escucho girar la llave en la puerta del portal, sin duda sos vos que ya llegas...

mientras mi figura se esfuma te veo entrar con tu porte de hembra exquisita. desde el ángulo oscuro donde permanezco la visión es monumental, vas a la cocina tomas algo, pasas al baño después de unos minutos sales, vas a tu alcoba y empiezas a desvestirte, y te miro como siempre esperaste ke te mirara…

tu piel a la tenue luz luce esplendorosa, tus cabellos sueltos, como siempre quisiste tenerlos para ke io jugara con ellos, son una catarata de voluptuosidad...

sin más preámbulos veo como te echas sobre la cama mullida y te abrazas a la almohada, la besas, suspiras y miro como tus piernas se entreabren, tal vez presintiendo ke de cierto io permanezco ahí… y quieres que aparezca para tenderme a tu lado como siempre esperaste ke lo hiciera...

mas esta vez el hombre de tus sueños ha despertado y se ha ido en un tren al infinito sin boleto de regreso


.

6 comentarios:

BELMAR dijo...



Si pudiese elegir, elegiría ser una bala perdida.

Sin destino, sin blanco, sólo penetrante
de conciencias y mentes infinitas.

Hardcore dijo...

...en la taberna
hasta el amanecer!!!

Cecy dijo...

Has recorrido todo un viaje en cinco minutos.

Besotes pibito lindo.

*OoO*Lokura Esquizofrenika*OoO dijo...

no este triste... a veces las cosas no son como queremos pero bueno... la frase... la conoces mejor q io... saludos!!

Oceanida dijo...

Letras muy intensas. Nostalgias, sensuales y cargadas de sentimientos.

Un cordial saludo Alhami y gracias por tuvisita a mi blog.

Oceanida dijo...

Se me olvido decirte lo mucho que siento que hayas pasado por esa desgracia, quizas por eso, seguro que entiendes por las que estan pasando en este mismo instante.

No hay ayuda que no sea buena, desde el dinero hasta las oraciones.

Otro saludo!

Related Posts with Thumbnails